Los galgos, los galgos. Sara Gallardo


Decir que Sara Gallardo es una escritora subvalorada en Argentina, es quedarse corta. Es mi tercera novela suya, la más larga y, no sólo por eso, la que más tiempo me llevó.

Hay que detenerse en Sara, en su precisa construcción de personajes y escenarios, en sus preciosas descripciones, en esa elección y combinación de palabras tan certeras.

Hay que tomarse un tiempo con Sara. Y disfrutarla. Y querer más.









Sara Gallardo. Los galgos, los galgos. Sudamericana, 2016 (1968)

Resumen de la editorial:
Al morir su padre, Julián hereda Las Zanjas, paraíso natural que ocupa con desconcierto y alegría. Siempre custodiados por Corsario, el galgo gris, y Chispa, la dorada compañera que eligen para él, Julián y su novia Lisa construyen una casa, plantan árboles, andan a caballo por los bañados y se aman sin saber que el mal que avienta los amores no ronda afuera, sino que anida dentro de uno. A Julián, que según sus propias palabras "nunca ha sabido hacer nada salvo no hacer nada", se le ocurre convertirse en estanciero productivo, y las novedades llegan a Las Zanjas: tres toros insolentes, un tractor y un encargado ambicioso. Las peripecias desencadenadas por el cambio llevan al protagonista de esta historia hasta París, y después de tres años, de regreso a Buenos Aires. Sensible e indolente, Julián se debate en un mundo que parece no tener lugar para él, mientras el tiempo corre, veloz como los galgos amados.
Novela susceptible de múltiples lecturas, Los galgos, los galgos introduce al lector en un universo habitado por personajes y sentimientos de una profundidad perturbadora a la vez que inolvidable.
 

Boquitas pintadas. Manuel Puig


Qué maravilla Manuel Puig. No es sólo su estilo narrativo, los recursos de los que se vale (cartas, reportes policiales, fragmentos de radioteatro, avisos, entre otros). Es también la hondura con la que se mete en la cultura popular argentina, en este caso en las décadas del 30 y del 40 del siglo pasado.

Destaco el conocimiento de Puig y su magistral forma de transmitirlo, de la condición de las mujeres y de las disputas sordas entre ellas. No existía en aquel entonces el concepto de sororidad, que tanto nos aporta y nos cuesta. Muchas mujeres que no ven su condición de tales, que las igualaba en su desgracia, más allá de las marcadas diferencias de clase, no sólo (o no tanto) desde lo económico, porque existen apenas escalones, muy bajitos, entre unas y otras, pero cuánto cambiaban las expectativas (y la seguridad de ser "más") esos escalones.

Bravo, bravo por Manuel y su mirada descarnada de las pequeñas comunidades argentinas y el uso en la literatura del lenguaje popular. Bravo, bravo.






Manuel Puig. Boquitas pintadas. Booket, 2016 (1968)

Resumen de la editorial:
En Boquitas pintadas, la más famosa de las novelas de Manuel Puig (llevada al cine por Leopoldo Torre Nilsson), se entrecruzan de manera indisoluble pasión y crimen. Imaginada como un folletín en dieciséis 'entregas', cada episodio está precedido por versos de canciones populares, en su mayoría tangos de Alfredo Le Pera. La acción de esta historia de amor se desarrolla en un pueblo de la provincia de Buenos Aires, entre 1934 y 1968. Como en los radioteatros de la época, aquí se habla permanentemente de lo prohibido a través del ocultamiento o la simulación.

El hombre que perseguía su sombra. David Lagercrantz


Me despierto el domingo después de una noche de tormenta y mucho, mucho viento. No hay luz; es sólo mi casa en mi barrio. Tengo que esperar hasta la noche para solucionarlo. Después del mediodía, un sol hermoso, una tarde de primavera especial para que me sume otra vez a la marcha para preguntar #DóndeEstáSantiagoMaldonado y para pedir que #DevuelvanASantiago.

Pero dentro de la casa, antes y después, oscuridad. Mi Kindle estaba con bastante batería, así que, adicta como soy a Lisbeth Salander, allá fui. Me lo devoré.

Esta quinta entrega de la saga Milleniumm, segunda escrita por Lagencrantz, es otra vez una vorágine de secretos y corrupción y, atravesando todo, casi siempre subrepticiamente, el buen periodismo. Quizás menos presente que en los cuatro libros, pero ahí está, como están también el pasado y la "ciencia" corrupta, el presente corrupto y la posverdad. Y Lisbeth. Y Mikael Blomkvist.



David Lagercrantz. El hombre que perseguía su sombra. Destino, 2017

Resumen de la editorial:
Lisbeth Salander está cumpliendo condena en la cárcel de Flodberga, en la que intenta a toda costa evitar cualquier tipo de conflicto con el resto de las presas. Pero en el momento en el que Lisbeth se convierte en la protectora de la joven de Bangladesh que ocupa la celda vecina, la peligrosa líder de las internas la coloca en su punto de mira.
Holger Palmgren visita a Lisbeth y le explica que ha recibido una serie de documentos que contienen información relativa a los abusos que sufrió ella en su infancia. Salander acude a Mikael Blomkvist y ambos emprenden una investigación que puede sacar a la luz uno de los experimentos más atroces auspiciado por el Gobierno sueco en los años ochenta. Los indicios los llevan hasta Leo Manheimer, socio en la financiera Alfred Ögren, con quien Lisbeth comparte mucho más de lo que creen.
En El hombre que perseguía su sombra, la quinta entrega de la serie Millennium, David Lagercrantz entreteje una electrizante historia sobre el abuso de poder y las sombras que, desde niña, acechan a Lisbeth.



La fugitiva. Sergio Ramírez


Críticas y reseñas que leí de este libro, en su mayoría, dicen que es una novela menor frente a Margarita, está linda la mar. Como yo no la leí, esta me pareció muy bien, sin ser una gran novela.

Tiene algunos de los ingredientes que me hacen interesar por un libro (biografía, novelada o no; mujeres con voz, Latinoameríca o Centroamérica, historia, política, patriarcado puro y duro) y, a mi gusto, está muy bien.

No recuerdo por qué compré el libro hace unos años, pero no fue por el nombre de la protagonista, Amanda Solano, ni por la supuesta persona a la que representa, Yolanda Oreamuno, de la que hasta ahora no había tenido noticias. Pero si son ciertas las identidades de las mujeres a las que las narradoras dan voz, entiendo por qué la última de las tres me resultó tanto mejor que las otras dos.










Sergio Ramírez. La fugitiva. Alfaguara, 2011

Resumen de la editorial:
Tres voces femeninas nos relatan la vida dramática de una mujer que eligió el oficio maldito de escribir en una sociedad cerrada y provinciana.
Tres voces, tres maneras de concebir la vida, la amistad y el amor, pero todas con un denominador común: contarnos quién fue la deseada y envidiada Amanda Solano. Estas voces, cada una con su propio registro, nos devolverán a la Costa Rica de la primera mitad del siglo pasado, y así descubriremos a un personaje marcado por su belleza y su genio, por su desafiante sentido de la libertad, y por la mayor de sus debilidades: los hombres.
En una convulsa época en que a las mujeres les era denegada la elección de sus opciones en la vida, a Amanda Solano no le quedó otro camino que el exilio, dentro y fuera de su propio país. Sergio Ramírez asume el reto de poner voz a tres personajes femeninos dispares, y lo hace con un estilo sencillo y emotivo que nos hará cómplices de la historia de esta mujer singular que vivió de su leyenda y murió sintiéndose olvidada por todos. Aún hoy, su tumba sigue marcada apenas por un número.

Todos deberíamos ser feministas. Chimamanda Ngozi Adichie


Esta muy breve disertación de Chimamanda Ngozi Adichie es una respuesta básica a una pregunta que muchas se hacen: ¿por qué ser feministas?

Cuando digo básica no le resto mérito, al contrario. Es que por ahí hay que empezar, por desarmar al patriarcado también desde la cotidianeidad. Y cuando quien cuenta sus experiencias no solo es una mujer sino que también es negra, mucho mejor.





Chimamanda Ngozi Adichie. Todos deberíamos ser feministas. Random House, 2014

Resumen de la editorial:
Lo que sigue es la versión revisada de una conferencia que di en diciembre de 2012 en TEDxEuston, un simposio anual centrado en África. En él, una serie de oradores de campos diversos dan breves charlas dedicadas a estimular e inspirar tanto a los africanos como a los amigos de África. Decidí hablar de feminismo porque es algo muy importante para mí. Sospechaba que tal vez no fuera un tema muy popular, pero también confiaba en iniciar una conversación necesaria. De forma que aquella noche, mientras estaba sobre el estrado, sentí que me encontraba en presencia de una familia, de un público amable y atento, pero que podía oponer resistencia a mi charla. Al final su aplauso cerrado me dio esperanzas.

Los que aman, odian. Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares


La situación es que vengo de leer tres librazos: en calidad y en cantidad de páginas. Así que, aprovechando que en estas semanas se estrenó una película basada en esta novela, rebusqué entre mis libros más viejos y lo encontré.

La novela está bien. Tiene un transcurrir bastante clásico para el género pero lo que la distingue son los giros humorísticos e irónicos bajo una capa de falsa inocencia en el narrador.





Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares. Los que aman, odian. Emecé, 1992 (1946)

Resumen de la editorial:
El doctor Humberto Huberman, médico homeópata, llega al solitario y algo siniestro hotel de Bosque del Mar, para pasar unos días de descanso. No sospecha que se está internando en un laberinto de amores no correspondidos, venganza y muerte. Perplejo e intrigado, asiste a un asesinato  por envenenamiento. En medio de una tormenta de viento y arena, los huéspedes del hotel quedan aislados durante cuatro días y cuatro noches, entre el mar y un ominoso cangrejal. Todos son sospechosos. El asesino es secreto y diligente.
Esta pequeña obra, sutil y cautivante, de Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares, cuyos nombres excusan de toda presentación, mantiene el interés y la frescura con que fue escrita.

Perdida. Gillian Flynn


Recomendada por una amiga, leo Perdida. Me atrapa desde los primeros párrafos. A medida que avanzo, me suena, la puedo visualizar. El licenciado Google me lo aclara: no sólo hay una película sino que yo la vi. Y como el cine no es lo mío, no recuerdo en lo más mínimo cómo se desarrolla y menos aún cómo termina. Excelente. Sigo, atrapada (perdida) en el libro.

Es muy, muy, muy bueno este thriller. Atrapante a más no poder. Tiene una gran capacidad para provocar empatía con los personajes, pero también para encontrar otros dramas con los que nos vamos topando en épocas de crisis, una cuestión generacional, seguramente. Ejemplo de ello para mí son los párrafos que comparto y que tienen que ver con mi (ex) oficio, con la edad que tengo, y demás.

Más allá de esto (las lecturas son personalísimas, siempre), la novela es una joyita en su género. Se agradece.






Resumen de la editorial:
En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, este insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, pero ¿es capaz de matar?
Perdida es una obra maestra, un thriller psicológico brillante con una trama tan apasionante y giros tan inesperados que es imposible parar de leer. Una novela sobre el lado más oscuro del matrimonio; los engaños, las decepciones, la obsesión, el miedo. Una radiografía actual de los medios de comunicación y su capacidad para modelar la opinión pública. Pero sobre todo es la historia de amor entre dos personas perdidamente enamoradas.
 

Los pacientes del doctor García. Almudena Grandes


Esta cuarta historia de los Episodios de una guerra interminable de Almudena Grandes es tan conmovedora como las otras tres.

Es una novela de espías y es también una novela de perdedores y perdedoras de una guerra que parece no haber terminado jamás, y que bueno que Almudena esté ahí para relatar esas derrotas.

Porque esta novela, desoladora casi siempre, brutal y terrible en algunos pasajes, tiene la virtud de saber transmitir los entresijos de ciertas almas, algunas horrorosas, otras hermosas.

Lo mejor: la amistad, el valor y el honor de hombres y mujeres comprometidos con una idea política, con un país.


Estoy poco subrayadora, así que dejo simplemente eso: 


Almudena Grandes. Los pacientes del doctor García. Tusquets, 2017

Resumen de la editorial:
Tras la victoria de Franco, el doctor Guillermo García Medina sigue viviendo en Madrid bajo una identidad falsa. La documentación que lo libró del paredón fue un regalo de su mejor amigo, Manuel Arroyo Benítez, un diplomático republicano al que salvó la vida en 1937. Cree que nunca volverá a verlo, pero en septiembre de 1946, Manuel vuelve del exilio con una misión secreta y peligrosa. Pretende infiltrarse en una organización clandestina, la red de evasión de criminales de guerra y prófugos del Tercer Reich que dirige desde el barrio de Argüelles una mujer alemana y española, nazi y falangista, llamada Clara Stauffer. Mientras el doctor García se deja reclutar por él, el nombre de otro español se cruza en el destino de los dos amigos. Adrián Gallardo Ortega, que tuvo su momento de gloria como boxeador profesional antes de alistarse en la División Azul, para seguir luchando como voluntario de las SS y participar en la última defensa de Berlín, malvive en Alemania, ignorando que alguien pretende suplantar su identidad para huir a la Argentina de Perón.

4 3 2 1. Paul Auster


Leer a Paul Auster siempre me resulta placentero. Leer esta novela fue más que eso. Estas casi mil páginas me tuvieron atrapada durante muchos días, mientras estudiaba (qué mal examen voy a hacer mañana) y me autoimponía horas de "deber" antes de permitirme volver a la lectura.

Esta novela abarca cuatro vidas posibles de un mismo chico en un período que comienza en 1947 y termina, según qué caso, alrededor de 20 años después. Niñez, adolescencia y juventud de cuatro "Archies", familias, encrucijadas, guerra, política, movimientos sociales, desgarros, muertes, el proceso interno de cada uno de esos "Archies" para hacerles frente. Quise, quiero a cada Archie.

Aunque leí en algunas críticas que el libro suele ser tedioso, demasiado extenso, yo en cambio esperaba que no se terminara nunca. Como dijo Rodrigo Fresán, 4 3 2 1 "se trata de uno de esos libros en los que uno se va a vivir".

Voy a subir un sólo párrafo subrayado, porque es suficiente.


Paul Auster. 4 3 2 1. Seix Barral, 2017

Resumen de la editorial:
El único hecho inmutable en la vida de Ferguson es que nació el 3 de marzo de 1947 en Newark, Nueva Jersey. A partir de ese momento, varios caminos se abren ante él y le llevarán a vivir cuatro vidas completamente distintas, a crecer y a explorar de formas diferentes el amor, la amistad, la familia, el arte, la política e incluso la muerte, con algunos de los acontecimientos que han marcado la segunda mitad del siglo xx americano como telón de fondo.
¿Y si hubieras actuado de otra forma en un momento crucial de tu vida? 4 3 2 1, la primera novela de Paul Auster después de siete años, es un emotivo retrato de toda una generación, un coming of age universal y una saga familiar que explora de manera deslumbrante los límites del azar y las consecuencias de nuestras decisiones. Porque todo suceso, por irrelevante que parezca, abre unas posibilidades y cierra otras.
«Siento que he estado preparándome toda la vida para escribir este libro», reconocía el autor de La trilogía de Nueva York en una entrevista con el director de cine Wim Wenders. Acogida por los medios como «la mejor novela de Auster» (Harper’s Magazine), estamos ante un ejercicio soberbio de precisión narrativa e imaginación, llamado a coronar la carrera literaria de uno de los grandes escritores de nuestra época.


La ciudad y la casa. Natalia Ginzburg


De Natalia Ginzburg me cautivan su sencillez y su capacidad para retratar profundamente relaciones y situaciones cotidianas.

En este caso, como en Querido Miguel, a través de cartas. En La ciudad y la casa, las cartas viajan por unos pocos pueblos y ciudades de Italia y cruzan hasta los Estados Unidos. A través de ellas, padre e hijo, amante, amigas y amigos, familiares van envejeciendo, creciendo o haciéndose más pequeños, van desarraigándose de casas o países, o matrimonios o soledades y van, quienes pueden, aferrándose a otras cosas.

Me resultó una novela triste pero magnífica. Qué suerte haber encontrado a Natalia.





Natalia Ginzburg. La ciudad y la casa. Lumen, 2016 (1984)

Resumen de la editorial:
Publicada en 1984, La ciudad y la casa es una novela peculiar que se desgrana a través de las voces de amigos, amantes, hijos y padres, sin que nadie se atreva a mostrar sus emociones a flor de piel. La vida entera de estos personajes queda filtrada por la escritura de unas cartas que muestran tanto como esconden.
Los viejos departamentos de Roma, los pequeños estudios de Princeton y unas fincas en el campo de las que ya nadie quiere cuidar son testigos vivos de baúles, papeles viejos, libros queridos y palabras a medio decir que conforman una historia espléndida en su desolación y en la búsqueda terca de una verdad que no caduque. Podríamos hablar de una novela epistolar, de notas que van y vienen para describir lo obvio, pero La ciudad y la casa es mucho más que eso: la gran Natalia Ginzburg explora el vacío que se instala en el ánimo y en las casas que habitamos cuando ya no hay razón para conservar lo que antes parecía importante.
Con su estilo sobrio y poético a la vez, la autora italiana consigue cabalgar el tiempo: aunque hayan pasado más de treinta años, esas ciudades y esas casas nos traen algo que permanece en cada uno de nosotros.
«Una casa la puedes vender o dejársela a quien te dé la gana, pero siempre la llevarás contigo.» Natalia Ginzburg